10 claves para elegir tu vestido de novia perfecto

¿Estás empezando a buscar vestido y estás hecha un lío? ¿Te gustan distintos estilos de vestido de novia y no sabes cuál es el más acertado para ti?
Hay unos cuantos tips que pueden ayudarte a organizar tus ideas y escoger tu vestido perfecto. Si quieres estar totalmente segura con el elegido, ¡no te pierdas estas claves!

b4572bf8e04dc238ace864d7c43be644

Vía Pinterest

 


  1.  Espera a tener escogido el sitio donde será la boda antes de mirar vestidos.

    Collin Cowie Weddings

    Visto en Collin Cowie Weddings

    Yo suelo decir que soy de esas novias que tienen el vestido antes de tener el novio. Ahora estoy a las puertas de casarme, pero desde pequeña sé el tipo de vestido que quiero para mi boda. Eso nos pasa a muchas y a veces esto puede ayudarte y otras puede ser una gran complicación. Pero si no lo tienes tan claro, no te apures. Espera a ver el sitio donde te vas a casar y esto te ayudará mucho a saber cuál puede ser el estilo de vestido más acertado. Piensa, por ejemplo, que un vestido de princesa no encaja igual en una catedral que en una boda en la playa. Ten en cuenta esto.


  2. Elige siempre pensando en tu estilo personal.
    Lo digo con todo: Una novia siempre tiene que ser ella misma. Debajo de capas de tul y maquillaje está la misma chica y se te tiene que reconocer a primera vista. Tienes que estar guapísima, pero seguir siendo tú misma. Por lo tanto, si de normal tu estilo es muy bohemio y nada clásico, no te pongas un vestido con el que te sientas como un merengue sólo porque “se supone que es el estilo que deberías llevar como novia”. Muchas veces en las bodas cedemos ante tradiciones o gustos para contentar a la gente, pero hay temas con los que es mucho mejor que te sientas totalmente cómoda, y uno de ellos es el vestido. Si te sientes como un repollo no tendrás la cara radiante que deberías tener ese día. Por lo tanto, elige un vestido con el que te sientas tú misma. Ese es el gran secreto para estar preciosa.


  3. Ten en cuenta tu comodidad.
    Pinterest

    Visto en Pinterest

    Ir vestida de novia no tiene que estar reñido con sentirte cómoda, de hecho esto tendría que ser una prioridad. Piensa que vas a llevar ese vestido durante horas, y con él quieres lucirte en el camino hacia el altar, estar impecable en las fotos, saludar y abrazar a la gente sin que te limite, bailar, etc. ¿Esto qué quiere decir? Pues básicamente que si estás buscando el vestido perfecto es muy importante que te muevas con él como si lo llevases todos los días y eso no quiere decir que el vestido perfecto es sin volumen y muy ligero. No. Este punto está muy relacionado con el anterior. Un vestido princesa, con muchísimo volumen, capas y velo, puede resultarte mucho más cómodo que uno más ligero pero strapless o palabra de honor que se te vaya cayendo todo el rato. El que sea más o menos cómodo va a ir muy relacionado con tu personalidad y a lo que estés acostumbrada. Sólo asegúrate de que no te va a molestar en ningún momento del día, ya sea para lucirte, para saludar o para bailar. El vestido tiene que formar parte de ti ese día, no ser un calvario. Este punto es muy importante.


  4. Si dudas, oriéntate por tu figura.Para buscar un vestido que nos quede como un guante lo mejor es tener en cuenta nuestra figura. No es necesario limitarse a un único tipo de vestido porque “es el que me queda bien”, pero sí se puede tener muy en cuenta qué partes del cuerpo queremos resaltar y cuáles preferimos disimular.
    Cuando damos con una comercial de vestidos de novia con experiencia y buen gusto, tenemos una gran ayuda para este punto.


  5. Ve con la mente abierta.
    Antes lo he dicho, a veces tener las cosas muy claras complica más de lo que parece. Puede pasarte que vayas con una idea muy muy definida y que al probarte ese vestido… no te guste nada como te sientes con él. Es un momento complicado porque puedes desanimarte mucho. Por eso te recomiendo que vayas con la mente abierta. Si tienes una idea clara, ten en cuenta que puede cambiar mucho cuando te lo pruebes, por eso ve preparada para que, si pasa eso, estés dispuesta a probarte otros vestidos y a escuchar las sugerencias de la chica que te atienda (siempre que te sientas cómmoda con ella y veas que su iintención es que estés preciosa, no sólo vender. Vamos, que sea una buena profesional). Es posible que te rompa los esquemas y te sorprenda.


  6. No te quedes con dudas o con las ganas de probarte otro vestido.
    Si lo haces, es posible que las dudas no te dejen tranquila y puede pasarte que después de elegir el vestido, vuelvas a cambiar de opinión y te cueste mucho empezar de cero. Cuando vayas a buscar tu vestido pregunta todo lo que necesites, pruébate todos los vestidos que quieras y no te quedes con nada en el tintero. Será la mejor manera de que te quedes totalmente segura y súper feliz con tu elección. Y si cuando vayas a buscar vestido acabas saturándote y no estás segura, déjalo. Vete a casa tranquilamente, piensa el tiempo que necesites y escúchate a ti misma. Todo lo que sea necesario para que estés segura con tu decisión.

    Rosa Clará 2015

    Two by Rosa Clará 2015

     


  7. Define muy bien te presupuesto.A menos que seáis de las pocas parejas que tengan la suerte de organizar su boda sin que les preocupe su presupuesto, seguro que hay una cantidad límite para tu vestido. Ya sea que te lo regalen o lo compres tú. Te recomiendo tener este punto bien definido y que cuando vayas a buscar vestido, comentes a la persona que te atienda cuál es tu presupuesto límite. Esto evitará que te desanimes por probarte algún vestido del que te enamores pero que no esté a tu alcance. Recuerda que ¡la búsqueda del vestido es una parte de la que deberías disfrutar mucho!

  8. Elige bien quién te va a acompañar a elegirlo.
    Soy de las que piensa que cuanta menos gente vaya contigo a elegir el vestido, mejor. Elige personas de gran confianza y que te quieran muchísimo, pero te recomiendo que sean pocas, y cuando digo pocas me refiero a 2 o 3. Bueno, realmente no hay una combinación exacta perfecta, es algo muy muy personal, pero piensa que si vas a llevar madres, padre, hermanas, tías, abuelas, amigas… Cada uno tiene una opinión personal y cuando no coincidan, que será lo más habitual, te vas a hacer un lío. Elige a pocas personas de gran confianza, muy cercanas a ti, que te quieran de verdad, que sepan y respeten lo que tú quieres y que sean realmente sinceras contigo y te darán la mejor opinión.


  9. No necesariamente llorarás cuando encuentres tu vestido.
    Los programas de vestidos de novia de Divinity parece que han establecido una especie de semáforo: cuando te pruebas un vestido y lloras de emoción, ese es el tuyo… Siento decirte que no siempre es así.


  10. Pero cuando lo encuentres, lo sabrás.
    Te sentirás preciosa, dirás que “es muy tú”, puede que sientas maripositas de emoción y que te veas con él caminando hacia el altar. Llores o no, cuando sea tu vestido, lo sabrás. ¡Celébralo!


¿Y vosotras? ¿Ya tenéis vuestro vestido? ¡Contádnoslo en los comentarios! Me encanta saber cómo vais con los preparativos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s